Las consecuencias de los incendios: lo que sucede después de la tragedia

Los efectos a largo plazo de los incendios: daños ambientales, económicos y sociales

En determinadas partes del mundo es normal que se produzcan incendios todos los años. Por ejemplo, en Alaska se da la famosa 'Fire Season' y en Australia se producen los Bushfires (incendios forestales), que en determinadas ocasiones son llamas controladas en su expansión. La lucha contra algunos incendios específicos puede provocar muertes, lesiones y daños importantes. Este año hemos visto muchos de ellos en todo el mundo, como en Grecia y Canadá.

¿Qué pasará cuando las llamas hayan pasado y la tragedia haya terminado?

Desafortunadamente, en muchos casos, el problema no se limita a las zonas quemadas por el incendio, sino que hay que vigilar de cerca ciertos detalles.

La tierra quemada tardará muchos años en limpiarse

Un bosque quemado puede tardar entre 30 y 80 años en recuperar completamente su estado original, quizás menos si se llevan a cabo operaciones específicas de recuperación. Se trata de una operación difícil, teniendo en cuenta que no sólo se quema el suelo, sino que también se ponen a prueba las operaciones de extinción, como el uso intensivo de agua y retardantes por parte de los bomberos para contener el fuego.

Las estructuras requieren mucho trabajo de recuperación y restauración

Dependiendo del tipo de estructura afectada por el incendio, será necesario analizar rápida y exhaustivamente si todo el edificio es recuperable. En el caso de un incendio, esto puede ser tan fácil como muy complicado. Ciertas estructuras de hormigón armado, por ejemplo, no están hechas para calentarse a miles de grados. Las barras de acero del interior se derriten y el hormigón pierde su adherencia. Por ello, una vez pasadas las llamas, se debe comprobar la estabilidad de la estructura. Esto lo hacen los bomberos con el apoyo, si es necesario, de algunos voluntarios especializados de la Defensa Civil.

Cambia radicalmente la economía de la zona

En ocasiones, los incendios intencionales también se producen por un aspecto comercial y tienen un impacto muy negativo en las actividades de la zona. Ya no es posible, por ejemplo, utilizar una determinada zona para pastoreo y cosechas enteras se destruyen en cuestión de horas. El sector turístico también se ve muy afectado por estos dramáticos acontecimientos. Esto significa una enorme pérdida económica para quienes poseían un negocio en el lugar del incendio, así como quizás para quienes trabajaban en el interior. El daño económico es general y afecta a toda la comunidad, excepto por supuesto a quienes tienen interés en invertir en una zona que ahora no tiene valor.

Quizás te interese