Emergencia de sarampión en Europa: aumento exponencial de casos

Se avecina una crisis de salud pública debido a la disminución de la cobertura de vacunación

Aumento de los casos de sarampión en Europa y Asia central

In 2023, el Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sido testigo de un aumento alarmante en Casos de sarampión en Europa y Asia Central. Hasta octubre se han notificado más de 30,000 casos, un salto espectacular con respecto a los 941 casos registrados en todo el año 2022. Este aumento, que supera el 3000%, pone de relieve una crisis de salud pública emergente, lo que refleja una importante disminución de la cobertura de vacunación. Países como Kazajstán, Kirguistán y Rumania han reportado las tasas más altas de infecciones, y Rumania declaró recientemente una epidemia nacional de sarampión. Esta tendencia al alza en los casos de sarampión plantea importantes desafíos a los sistemas de salud que ya se encuentran bajo presión debido a las recientes crisis sanitarias mundiales.

Factores que contribuyen al aumento de casos

El rápido aumento de los casos de sarampión está directamente relacionado con una disminución de la cobertura de vacunación en toda la región. Varios factores han contribuido a esta disminución. Desinformación y dudas sobre las vacunas, que ganaron fuerza durante la pandemia de COVID-19, han desempeñado un papel clave. Además, la dificultad y la debilidad de los servicios de atención primaria de salud han exacerbado la situación. En particular, UNICEF informa que la tasa de inmunización con la primera dosis de la vacuna contra el sarampión ha bajado del 96% en 2019 al 93% en 2022, un descenso porcentual que puede parecer pequeño pero que se traduce en un número importante de niños no vacunados y, por tanto, en vulnerabilidad.

Situación crítica en Rumania

In Rumania, la situación se ha vuelto particularmente grave, con el gobierno declarar una epidemia nacional de sarampión. Con una tasa de 9.6 casos por 100,000 habitantes, el país ha asistido a un espectacular aumento del número de contagios, alcanzando casos 1,855. Este aumento ha generado preocupaciones urgentes sobre la necesidad de fortalecer las campañas de vacunación y concientización pública para prevenir nuevos brotes y proteger a las comunidades vulnerables. La situación en Rumania sirve como advertencia para otros estados de la región, destacando la necesidad crítica de intervenciones sanitarias específicas y efectivas.

Acciones preventivas y respuesta a crisis

Ante esta creciente crisis de salud pública, UNICEF insta a los países de la región euroasiática a intensificar las acciones preventivas. Esto incluye Identificar y llegar a todos los niños no vacunados., generar confianza para impulsar la demanda de vacunas, priorizar la financiación de los servicios de inmunización y atención primaria de salud, y construir sistemas de salud resilientes a través de inversiones en trabajadores de la salud y la innovación. Estas medidas son esenciales para revertir la tendencia a la baja en la cobertura de vacunación y garantizar la seguridad y el bienestar de los niños en toda la región. La cooperación internacional y el compromiso de los gobiernos locales serán cruciales para el éxito de estas iniciativas.

Fuente

Quizás te interese