Temporada de esquí 2023: Salvamento alpino y prevención de accidentes

De la preparación física a la prevención de accidentes mayores

Preparación Intensiva para la Temporada de Esquí

Con la llegada de la temporada de esquí 2023, El Italiano Cuerpo Nacional de Salvamento Alpino y Espeleológico (CNSAS) es comprometidos en una preparación intensiva. Recientemente, en Soldadura (provincia de Bolzano, Italia), un curso crucial dedicado a rescate alpino se llevó a cabo como preparación para la seguridad en pistas nevadas. Esta formación especializada es fundamental para los socorristas que trabajan en estaciones de esquí.

Habilidades y técnicas críticas

Durante el curso, los participantes perfeccionaron sus habilidades en utilizando vehículos especiales como quads de orugas y motos de nieve, así como en el transporte de pacientes con akja, tanto fuera de pista como en las pistas. Además, se enseñaron técnicas médicas cruciales para el manejo de accidentes comunes en la montaña. La formación confirmó la excepcional profesionalidad de equipos CNSAS, que estará presente en numerosos lugares durante la próxima temporada de esquí.

Riesgos más allá de las avalanchas

Además del riesgo de avalanchas, accidentes relacionados con hipotermia, cae sobre cascadas de hieloy resbalones en senderos helados y pendientes sigue siendo una amenaza constante. La variabilidad de las condiciones climáticas invernales hace que la prevención sea un aspecto crucial. Por lo tanto, CNSAS está promoviendo programas de sensibilización y formación para mejorar la concienciación sobre los riesgos y la preparación de los esquiadores.

Seguridad y preparación personal

El inicio de la temporada de esquí es un momento emocionante, pero es importante tener en cuenta que sin la adecuada preparación física, el riesgo de lesiones está siempre presente. Cada año, más Accidentes 30,000 se reportan en las pistas, y más del 5% requiere asistencia hospitalaria. Los hombres están más involucrados (55.4%) que las mujeres (44.5%), y la mitad de los accidentes se producen entre menores de 30 años.

Las lesiones más comunes afectan a las extremidades inferiores, como esguinces de rodilla y fracturas de pierna. Para prevenir caídas y accidentes, es fundamental empezar a entrenar en el gimnasio temprano, incluso después del verano, y ve al menos dos veces por semana. El uso del casco debería ser una práctica común entre todos los esquiadores, no sólo entre los más jóvenes.

Seguridad y responsabilidad

En conclusión, mientras nos preparamos para disfrutar de la temporada de esquí de 2023, es fundamental recordar que la seguridad es lo primero. El CNSAS está preparado para responder a cualquier emergencia, pero la prevención y una adecuada preparación física siguen siendo las mejores formas de disfrutar plenamente de la montaña en invierno. Precaución, responsabilidad y respeto a tus límites son las claves para una temporada de esquí segura y emocionante.

Fuentes

Quizás te interese