Emergencias de Salud en América del Sur: Actualizaciones y Desafíos Actuales

Fortalecer la respuesta sanitaria en un contexto de crisis

El Niño in 2023 tuvo un impacto significativo en la salud pública en América del Sur, exacerbando las vulnerabilidades de comunidades que ya están en dificultades. Las alteraciones de las precipitaciones y las temperaturas provocaron sequías, incendios e inundaciones en América del Sur, poniendo en peligro la vida de millones de personas. El número de dengue los casos han aumentado considerablemente, con más de 4 millones de nuevas infecciones en toda la Región, superando el récord establecido en 2019. Tal aumento de las epidemias de arbovirus se produjo en medio de crisis humanitarias complejas, con migraciones masivas y violencia armada en muchas jurisdicciones. Esto puso a prueba aún más las ya saturadas instalaciones sanitarias nacionales. Las intervenciones para combatir las enfermedades y el cambio climático han ayudado a contener el número de casos en algunas jurisdicciones, pero las zonas afectadas siguen siendo graves.

Haití: Crisis sanitaria y humanitaria

Haití representa un caleidoscopio de las emergencias de salud más graves actualmente presentes en el hemisferio occidental. Cholera reapareció en la isla en Octubre 2022, pero el brote fue solo un elemento de una explosión de mala salud y violencia en toda la isla, con un impulso de magnitud sin precedentes. Una pequeña comunidad de movilización humanitaria buscó ayuda del Comisión ERC y lanzó amplias actividades de intervención interinstitucional para inyectar energía a la reticente asistencia humanitaria sobre el terreno. A pesar de los esfuerzos conjuntos, el acceso a una atención sanitaria adecuada sigue siendo limitado, lo que afecta especialmente a las comunidades con mayor riesgo de pobreza.

Desigualdades en el acceso a la salud en Paraguay

Paraguay caras Graves desigualdades en el acceso a la atención sanitaria., con la mayor parte de los recursos de infraestructura y atención médica concentrados en la capital y las áreas urbanas. Esto limita el acceso a servicios básicos de salud para zonas rurales y comunidades indígenas. Amnistía Internacional ha afirmado que estas desigualdades se ven exacerbadas por la falta de recursos y un sistema de financiación disfuncional que a menudo obliga a las familias a endeudarse para cubrir los gastos médicos. El gobierno paraguayo debe implementar políticas fiscales progresivas para abordar los problemas de ingresos y mejorar el régimen de financiamiento del sistema público de salud.

Llamamiento de emergencia de la OMS para 2024

En respuesta a las numerosas y crecientes crisis sanitarias en América del Sur, la QUIENES ha lanzado un llamamiento de emergencia para 2024, pidiendo al mundo que asigne 133.9 millones de dólares apoyar y fortalecer la actual respuesta a la emergencia sanitaria y mejorar la prestación de atención sanitaria básica.

Para garantizar el acceso equitativo a los servicios de salud y fortalecer la respuesta a las epidemias de enfermedades infecciosas, prepararse mejor para los desastres naturales y mejorar la gestión de la logística y las cadenas de suministro y los programas de vacunación. Además, las iniciativas apuntan a fortalecer las capacidades de las comunidades más vulnerables para gestionar de forma autónoma los riesgos de salud.

Fuentes

Quizás te interese