El sistema de emergencia sanitaria en Japón: eficiencia y desafíos

Organización y funcionamiento del sistema de emergencia japonés

Descripción de la estructura del sistema sanitario de emergencia

Japón tiene una emergencia Sistema de Cuidado de la Salud como parte de un sistema de seguro médico universal más amplio, que garantice a todos los ciudadanos la posibilidad de recibir el tratamiento necesario. El sistema se estructura en tres niveles, dependiendo de la calidad del tratamiento: primario, secundario y terciario. El first está representada por médicos y clínicas privadas; el second, por hospitales generales; el third, por hospitales especializados premium. Cuando hay una emergencia, el número 119 se llama, activando el ambulancia. El paciente no paga el transporte en ambulancia, pero el tratamiento, una vez en el hospital, lo paga posteriormente su plan de seguro.

Descripción de desafíos

En general, la el sistema funciona bien, Pero hay algunos asuntos. Por ejemplo, las personas que necesitan atención pueden tener dificultades para encontrar un lugar. Las ambulancias suelen ser rechazadas por al menos tres hospitales antes de que uno de ellos acepte a un paciente, y esta vez puede ser fatal en casos de traumatismo o hemorragia. Un ejemplo famoso ocurrió en 2006 cuando una mujer embarazada sufrió una hemorragia cerebral y su marido llamó a una ambulancia, pero los primeros 19 hospitales la rechazaron. Después de este incidente, el El gobierno japonés introdujo un sistema que obliga a los hospitales a aceptar pacientes sin excepción.

Influencia demográfica

Con 28% de la población mayor de 65 años, Japón es uno de los países más envejecidos del mundo. Las personas mayores utilizan con frecuencia ambulancias, lo que ejerce presión sobre el sistema sanitario y aumenta los tiempos de respuesta a las emergencias. Para abordar esto, se han establecido varias unidades de atención comunitaria de múltiples especialidades, tanto en hospitales como en hogares, cuando es posible. Los pacientes graves son trasladados a instalaciones especializadas.

Costos y Cobertura

El coste lo cubre el seguro médico público, mientras que El 30% de los gastos corren por cuenta del paciente.. Algunos no pagan, como los niños, los ancianos de bajos ingresos y las personas con discapacidad. Además, existe un límite de desembolso para proteger a los pacientes de costos excesivos. Los pacientes a menudo tienen que pagar un depósito cuando reciben atención de emergencia, que se reembolsa después del tratamiento según la cobertura de su seguro. El sistema de emergencia de Japón es eficiente pero no está exento de problemas. La gestión de recursos humanos, el envejecimiento de la población y los costos de la atención médica plantean desafíos importantes que el país continúa abordando a través de reformas e innovaciones en curso.

Fuentes

Quizás te interese